Sábado 7 de marzo. Vamos a Burrolandia.

(Escribe Esther): 

Si, si a Burrolandia, el paraíso de los burros aquí mismo en Madrid.

Desde el año pasado ya teníamos ganas de hacer una actividad como esta, después de que Mariadel nos hiciera la propuesta de “ir a montar en burro” que nos pareció una idea fantástica. Comenzamos a buscar.

Buscamos por internet y contacté con la Asociación Amigos del Burro “Amiburro”. Después de visitar un domingo sus instalaciones, y conocerles en persona. La actividad estaba clara, nos íbamos a Burrolandia.

Como bien comentó mi compañero en noticias anteriores, está en un entorno rural, en medio del campo. Y afortunadamente el tiempo nos acompañó con un sol radiante durante toda la mañana.

Fue una actividad muy especial a la que asistimos un montón de gente, además de contar con 8 niños y jóvenes sordociegos y un hermano, nos acompañaron 15 voluntarios, y 5 familias. Arrancamos los coches dirección a Tres Cantos, y con las indicaciones que llevábamos, todos lo conseguimos a la primera. Allí nos esperaba Romero, uno de los responsables de Amiburro, además de algunos colaboradores. Comenzamos contactando con los burros, dándoles de comer unas ricas zanahorias y manzanas que llevábamos de casa, y algunos se animaron a montar como auténticos jinetes, y estaban tan cómodos que no querían ni bajarse.

Entre tanto, también llegó Ana Belén, reportera de Informativos Fin de Semana de Telemadrid, que nos haría unas grabaciones a los chavales con los burros y entrevistas a las familias. Todo trascurría a pedir de boca, y con una mañana tan movidita nos entró hambre, así que aprovechamos a tomar un pequeño tentempié que nos preparó nuestra amiga Cristina. Todo estaba riquísimo!!! Eso contaban, porque a mi solo me dio tiempo a meterle un bocado a uno de los sándwiches, jeje.

Además de todos los buenos recuerdos de la estupenda mañana de sábado, los chavales se llevaron un bonito recuerdo, una camiseta de Burrolandia, para que así puedan ponerse la próxima vez que volvamos, porque seguro que volvemos.

Las sonrisas de los chavales, el buen rollito de las familias y el entusiasmo de los voluntarios (bienvenidos a todos los nuevos), hicieron que fuera una mañana increíble, todo un éxito.

burrolandia01.jpg

burrolandia02.jpg

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.