Esplai en el hipódromo

rocio.jpg 

Nos escribe Rocío, desde Sevilla

   El Hipódromo de Dos Hermanas, enorme, de esos como los que salen en la tele, era hoy para nosotros, sólo nosotros estábamos allí, bueno, nosotros y los caballos, todos blancos, esos que nos iban a hacer disfrutar tanto.

     Para empezar, unas clases practicas de cómo cepillar bien los caballos y parece que la lección ha sido bien aprendida porque los han dejado más blancos de lo que estaban al llegar…

     Una cuesta o una escalera, dos opciones para subir al caballo, cualquiera era válida, así que todos, absolutamente todos han subido, incluso los que al principio se negaban en rotundo. Unas cuantas vueltas, con más soltura, con un poco de miedo, con más gracia y de muchas más formas, pero felices, inmensamente felices.

    Ha sido divertido pero ha pasado rápido el tiempo, y la despedida, esta despedida ha costado más que ninguna, porque esta actividad ha sido muy motivante. Por supuesto, ésta sería una de esas actividades que podría quitarle el título de “esplai rey” al de la piscina, pero de momento, esperamos volver pronto, muy pronto.

     Nos volvemos a encontrar el próximo día 13 de diciembre, que vamos a remojarnos.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.