¡Por fin: Santiago!

SANTIAGO DE COMPOSTELA. Llegada al Obradoiro.

Por fin llegamos!!!

Ha sido una etapa larga y, con el cansancio de estos días, nos ha costado un poquito. A seis kilómetros de distancia, ya se podía ver la catedral. Fue una inyección de motivación que buena falta nos hizo para terminar. La plaza del Obradoiro estaba llenísima de gente que, al vernos llegar, nos hicieron el paseillo . Cuando llegamos al centro de la plaza, todo el mundo empezó a aplaudir. Fue tan emocionante que se nos saltaron las lágrimas a todos, sin excepción.

Infinidad de abrazos y alegría a raudales, ha sido el resultado de caminar 100 kilómetros en cinco días.
Cinco días acompañados de una gente maravillosa, la familia DisCamino (@DisCamino), con la que hemos compartido esta aventura y a la que le estamos eternamente agradecidos por habernos facilitado las cosas de una forma desmedida.

Estamos todos todavía en una nube de la que nos va a costar bajar.

Y qué decir de cada uno de los protagonistas de esta historia: Victoria, Dolores, Gerardo, Cristian y Juanjo… Captar el ambiente del camino, tener un mano a mano con los peregrinos que nos hemos ido cruzando. Hacernos sentir que sí se puede y creer que es posible llegar aunque sea con el cuerpo doloroso, pero eso sí, felices como cualquier otro que termina su peregrinación en el Obradoiro.

Y felices estamos nosotros de poder haber sido los acompañantes de estos peregrinos y de que todo haya salido mejor que bien.

Ahora toca perderse por las calles de la zona vieja de Santiago, pasear, hacer fotos, cenar…

Mañana es otro día y todavía no sabemos qué vamos a hacer, lo que sí sabemos es que vamos a descansar y tomarnos el día con calma.

Share Button